Orientación Educativa

» Inicio

La orientación educativa y profesional, reconocida como derecho básico de los alumnos por la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, Reguladora del Derecho a la Educación, en su artículo 6.3, letra d)Se abre en ventana nueva, se concibe como medio necesario para el logro de una formación personalizada, que propicia una educación integral en conocimientos, destrezas y valores, conforme a lo establecido en el artículo 1. f), de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de EducaciónSe abre en ventana nueva, relativo a los principios del sistema educativo español.

La orientación educativa y profesional de los alumnos y alumnas constituye un elemento fundamental de la educación, inseparable del conjunto de la acción educativa, que compete a todo el profesorado y tiene como destinatarios a los menores y sus progenitores o tutores legales.

Los principios básicos que han de inspirar la orientación educativa del alumnado son los siguientes:

  • La prevención, entendida como anticipación a la aparición de desajustes en el proceso educativo.
  • El desarrollo personal, como proceso continuo que pretende servir de ayuda para el crecimiento integral de los alumnos y alumnas.
  • La intervención social, que tiene en cuenta el contexto socioeducativo en el que se desenvuelve la vida escolar y familiar de los alumnos y la propia actuación psicopedagógica.
Los ámbitos de actuación de la orientación educativa, psicopedagógica y profesional son:
  • El apoyo al proceso de enseñanza y aprendizaje.
  • La acción tutorial.
  • La orientación académica y profesional.

La orientación educativa y psicopedagógica en las etapas de educación infantil y educación primaria está dirigida especialmente hacia el apoyo al proceso de enseñanza y aprendizaje y la acción tutorial, siendo el maestro tutor, con la colaboración de los profesionales de la orientación, quien coordina el proceso educativo individual y colectivo del alumnado y la acción educativa de todos los maestros que intervienen en la actividad pedagógica del grupo. Asimismo, es el maestro tutor quien mantenga una relación permanente y activa con las familias.

En la educación secundaria se presta especial atención a la tutoría personal de los alumnos y a la orientación educativa, psicopedagógica y profesional de los mismos, así como a la transición desde las enseñanzas de educación secundaria obligatoria, bachillerato, formación profesional y educación de adultos al mundo laboral, prestando especial atención a la superación de condiciones sociales discriminatorias que puedan interferir en el acceso a los diferentes estudios y profesiones.

Documentación relacionada